Niveles según INA
lunes, 16 de junio de 2014 a las 11:22 AM

Situación hidrológica y picos esperados del río Paraná

El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) dio a conocer los caudales previstos del río Paraná para la onda de crecida entrante, según el informe del Instituto Nacional del Agua (INA). Se estima que el pico máximo esperado en la ciudad Corrientes sería este martes 17 de junio y el descenso -a valores normales- llevaría tres semanas más; en Goya el máximo llegaría este sábado.

[CORRIENTES, PASO DE LOS LIBRES, MONTE CASEROS, BELLA VISTA, GOYA, LAVALLE, EMPEDRADO, ITUZAINGO, SAN ANTONIO, SANTO TOME, ITá IBATé, ITATí, PASO DE LA PATRIA]-

En el río Paraná en el tramo paraguayo - argentino la propagación de la crecida presenta tendencia descendente que continuaría pero muy gradualmente. El aporte del río Paraná en Brasil disminuirá; las recientes lluvias motivaron un leve aumento en la descarga de Itaipú a los 20.500 m3/seg, valor aún alto.

Río Paraguay

Mientras que en el río Paraguay el caudal continúa muy alto, sosteniendo la crecida fluvial que continúa su desarrollo con tendencia más atenuada. Niveles máximos esperados en Puerto Pilcomayo 7,20m (primera semana de julio) y en Puerto Formosa 8,20m (primera semana de julio). Los altos niveles alcanzados son muy superiores a los normales para esta época del año. No se han vuelto a registrar eventos significativos sobre las nacientes y Pantanal, por lo que se espera que en los próximos días comience un muy gradual descenso de los niveles en el tramo paraguayo-brasileño del río.

Río Iguazú

Las últimas lluvias mencionadas no produjeron un pulso de crecida adicional, pero retrasan el retorno a valores normales de caudal en Cataratas. El máximo se registró el lunes 09 junio con un caudal estimado de 32.000 m3/seg.

Río Uruguay

Las últimas lluvias no fueron tan intensas como se esperaba y no afectaron tanto la cuenca media del río Uruguay. De cualquier manera, si bien los niveles en el tramo correntino-brasileño del río están lejos de los correspondientes de alerta, bastaría un solo evento medianamente significativo para superarlos.

El caudal entrante al embalse de Salto Grande se mantiene muy próximo a los 10.000 m3/seg y el nivel de embalse se mantiene por encima de la cota normal (35,00 metros), lo que aleja por el momento la posibilidad de que el tramo inferior retorne a niveles normales, por lo menos en la próxima semana.

Perspectiva

El informe del INA señala que la perspectiva de mediano plazo, la humedad regional se mantiene y lo más probable es que se repitan los eventos sobre las mismas subcuencas en las que se produjeron los pulsos de crecida.

El final de otoño y comienzo de invierno se caracterizará por la continuidad de un escenario moderadamente húmedo. Se reitera el horizonte de previsión es sumamente acotado, quedando condicionado fuertemente por la magnitud de las lluvias que se vayan dando.

En el marco climático el evento Niño en el Pacífico sigue su evolución. Magnitud esperada: no se sabe aún si será moderado o débil. Los eventos registrados hasta ahora no tienen estrecha relación con este evento Niño, apenas insinuado.

La situación meteorológica indica que si bien se encuentra despejada de lluvias intensas en el corto plazo, no se descarta la ocurrencia de nuevos eventos intensos o persistentes sobre la misma región en la que se generó la crecida del río Iguazú, con aporte del Paraná superior en Brasil.

El informe está basado en datos de Prefectura Naval Argentina, Servicio de Hidrografía Naval, Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, Entidad Binacional Yacyretá, EVARSA, COREBE, SSRRHH, Centro de Informaciones Meteorológicas FICH-UNL.

Más leídos